Conoce al equipo de Evadeo Viajes: Daza

 

Daza García Hernández

Hispano-venezolana, apasionada de los viajes y las culturas, cada día intento aprender algo nuevo.

Graduada en Turismo por la Universidad de Murcia hace casi 3 años, en este tiempo he trabajado principalmente en una cadena hotelera española en Murcia y Bélgica; y ahora colaboro con Antonio en Evadeo Viajes.

-¿Algo que nunca falta en tu maleta?

Es imposible que salga de viaje sin mi cámara fotográfica (la del móvil no me gusta). Me encanta inmortalizar en una estampa los paisajes únicos de cada lugar que visito.

-Una anécdota que te pasó durante un viaje

Recuerdo que cuando viajé por primera vez a Estambul a visitar a una amiga tuve que coger un metro, un barco, un tren y hacer varios trechos a pie para poder llegar a su casa en la parte asiática. Aterricé en Estambul sobre las 15h y a las 19h por fin estaba con ella. Sin duda llegué hambrienta, ya que ante el temor de que anocheciera no paré por el camino y lo único que pude comer fue la chocolatina que me dieron en el avión. Eso sí, no me perdí gracias a la amabilidad de algunas personas que intentaron indicarme el camino con señas.

-Un viaje soñado

Una escapada a la selva venezolana, a un campamento alejado de la ciudad y gestionado con la colaboración de los indígenas locales, para visitar la caída de agua más larga del mundo (El Salto Ángel) y luego dar un paseo en curiara por la Laguna de Canaima.

- Un caso de éxito con un cliente

Un par de semanas antes de Navidad unos clientes me pidieron un viaje de naturaleza y cultura para pasar las fiestas fuera de España. Habían reservado un viaje a Senegal con otra agencia pero por falta de personas se anuló a última hora. Teniendo en cuenta que a tan pocos días de Navidad la disponibilidad de paquetes y vuelos es muy complicada, me puse manos a la obra. Tras varias propuestas y de acuerdo a sus gustos logramos conseguir un tour bastante completo por varias zonas de Marruecos y con noche en jaimas en el desierto incluida. Preparar el viaje no fue fácil porque nos encontramos con muchos obstáculos: en ese momento yo me encontraba fuera de la oficina por lo que casi todo lo gestioné por móvil; para las fechas del tour no habían vuelos de conexión; cuando se decidió cerrar el viaje, uno de los clientes se encontraba en el extranjero, había perdido el pasaporte y no tenía copia disponible para poder emitir los billetes de avión… No obstante, y a pesar de los obstáculos, logramos cerrar el viaje y esta familia pudo cumplir su deseo de pasar unas Navidades diferentes.

Foto hecha en La Calzada del Gigante durante mi último viaje a Irlanda del Norte.

¿Quieres que te ayude a preparar tu próximo viaje? ¡Contáctame!

Compartir

Comentarios

comentarios