Formentera, último paraíso del Mediterráneo

Formentera es, en pocas palabras, una pequeña isla paradisíaca que no tiene nada que ver con el bullicio y movimiento de Mallorca ni con el ritmo alocado y fiestero de Ibiza. Por el contrario, ofrece un ambiente tranquilo y relajado para despejarse del estrés diario, compartir con la familia, bañarse en aguas cristalinas y estar en contacto con la naturaleza.

La oferta de actividades de Formentera es bastante variada a pesar de ser tan pequeña, a continuación te dejamos una pequeña lista sobre cómo moverse por la isla, qué visitar o dónde comer.

¿Cómo moverse?

Como es de suponer, existen diversas formas de moverse por la isla. Es posible hacerlo a pie, en coche (Balearia permite el transporte de vehículos) o en bus (las líneas son circulares, saliendo todas del Puerto de La Savina y regresando al mismo). Sin embargo, lo verdaderamente divertido de Formentera es recorrerla en bici, en quad o en moto.

Llevar nuestra bici a Formentera es posible ya que la mayoría de los ferries permiten su traslado. Pero para aquellos que no dispongan de bici o no deseen llevarla, en el puerto hay diversos locales dedicados al alquiler no sólo de bicis sino también de quads y motos.

La mejor opción para moverse por Formentera es la bici

La mejor opción para moverse por Formentera es la bici

 

¿Qué visitar o qué hacer?

Faro y Molino de la Mola: se encuentra bastante bien conservado y es una muestra de cómo los molinos de viento permitían moler el grano para abastecer a los habitantes de la isla. Muy cerca se ubica también el Faro de la Mola desde el cual se pueden hacer fotos únicas y contemplar los paisajes que Julio Verne describe en su libro “Héctor Servadac”. Hay un monolito en honor al escritor justo al lado del molino.

Faro de Barbaria: ubicado al sur de la isla y desde el cual se pueden contemplar hermosos atardeceres sobre el islote de “Es Vedrà”.

Parque Nacional de Ses Salines: las playas son, claramente, el principal atractivo de Formentera. Cada una tiene su encanto particular, y en especial la Reserva Natural de Ses Salines que se extiende desde el sur de Ibiza hasta el Norte de Formentera y posee una gran biodiversidad marina digna de visitar. Además, es posible visitar vestigios de antiguas civilizaciones como el yacimiento fenicio de Sa Caleta.

Submarinismo, kayak, circuitos verdes: las transparentes aguas que bañan las costas de Formentera son el lugar idóneo para practicar actividades como el submarinismo y el snorkeling para apreciar la gran variedad de flora y fauna marinas o el kayak para descubrir magníficas cuevas.

Mercado Artesano de la Mola: es oficialmente el principal mercado de Formentera, debido a su número de vendedores y visitantes. Comienza a primeros de mayo y dura hasta el día del Pilar (12 de octubre), cada miércoles y domingos de 16:00 a 22:00 en el Pilar de la Mola. Es el lugar perfecto para los amantes del arte, la música y la buena compañía, debido a sus animadas terrazas con multitud de gente y música en vivo en la plaza central. No te puedes ir de allí sin poder adquirir alguna pieza artesanal hecha a mano.

Playa de Migjorn: una hermosa playa con forma de media luna y con una extensión de 5 kilómetros en la zona sur de la isla. Lo más peculiar del lugar es que está dividida en varios sectores, que hacen que las diferencias entre unos y otros sean notables, siendo éstos: Es Mal Pas, Es Ca Marí, Racó Fondo, CódolForadat, Es Valencians, Es Arenals y Es Copinar.

Cala Es Caló des Mort: muy cerca de la playa de Migjorn, encontramos la cala de Es Caló des Mort, separada de la anterior por una zona rocosa. Sin duda una visita más que añadir a tu lista.

Cala Saona: preciosa bahía natural localizada entre los acantilados del oeste de la isla. Es perfecta para visitar en familia, ya que sus aguas, a parte de ser cristalinas, cuentan con poca profundidad.

Pueblo de Es Caló de Sant Agustí: se trata de un pueblo pesquero famosa por su puerto natural, restaurantes tradicionales y sus varaderos de madera, los cuales fueron declarados lugar de interés cultural en el año 2002. Lo más sorprendente del lugar son sus contrastes entre las calas de arena y los acantilados de la Mola, a la cual se puede acceder desde la ruta verde 25 y desde donde se pueden ver unas vistas magníficas de la isla.

Enoturismo en Formentera: los vinos de Formentera son muy apreciados debido a su tradición de vitivinicultura. Actualmente existen dos bodegas en Formentera:

- Terramoll: bodega que ofrece actividades al aire libre como un paseo por los viñedos, visita a la bodega, cata de 3 vinos o aperitivo con productos baleares.
Horario: De lunes a viernes de 9:00 a 13:30 y de martes a domingos de 18:30 a 21:00.
Precio: 12 euros por adulto y 3 euros por niño.

- Es Cap de Barbaria: esta bodega, por su parte, se limita solo al cuidado y venta de sus vinos.

Faro de la Mola (foto de Manolo Gómez)

Faro de la Mola (foto de Manolo Gómez)

 

¿Dónde comer?

Las zonas de Sant Francesc y Sant Ferran tienen una oferta interesante de bares y restaurantes para comer, sin embargo la zona de Es Pujols es la que mayor variedad ofrece. De cualquier manera, los tres pueblos se encuentran cercanos el uno del otro por lo que no será difícil encontrar un lugar para degustar la gastronomía local. Como lugar de interés turístico, podemos mencionar el Restaurante El Mirador, ubicado en el punto más elevado de la isla y con impresionantes vistas tanto de las costas del norte como del sur de Formentera.

Vistas desde El Mirador (foto de Ximateix)

Vistas de Formentera desde El Mirador (foto de Ximateix)

 

Como habrás visto, Formentera es una isla pequeña y fácil de recorrer, es sin duda un destino paradisíaco cuyo entorno natural y bien conservado hace que el visitante se olvide por completo de la rutina y del trabajo.

No pierdas la oportunidad de visitar este precioso rincón del Mediterráneo al mejor precio de la mano de Evadeo Viajes. Para mayor información o dudas consúltanos sin ningún compromiso.

Foto de portada de Nacho Pintos

Compartir

Comentarios

comentarios