Leyendas de la Región de Murcia

Las leyendas son narraciones que cuentan una historia bien sea real o imaginaria incluyendo hechos fantásticos. Casi cualquier pueblo o comunidad cuenta con sus propias leyendas que se van transmitiendo de generación en generación. El problema actual es que muchas de ellas están cayendo en el olvido, dejándo así de lado una parte muy importante de nuestra cultura y de nuestras tradiciones. Con este post queremos reivindicar la importancia de las leyendas y dar a conocer (o recordar a quien ya las conozca) algunas de las más populares de la Región de Murcia.

 

El fantasma de la Isla del Barón

 

Isla del Barón en el Mar Menor (Foto de Felipe Ortega)

Isla del Barón en el Mar Menor (Foto de Felipe Ortega)

La isla más grande del Mar Menor debe su nombre a quien fuera su dueño durante muchos años, el Barón de Benifayó, Julio Falcó. En un principio la ilsa perteneció a la Armada Española y en ella cumplió condena el Barón por haberse batido en duelo con D. Diego de Castañeda. Posteriormente, compraría la isla y viviría en ella hasta sus últimos días. Según cuenta la leyenda, el Barón solía organizar numerosas fiestas en su palacete, en una de las cuales conoció y se enamoró de una joven princesa rusa.

La familia de la joven, arruinada, aceptó dar a su hija en matrimonio al Barón. Sin embargo, este amor no era correspondido por lo que la princesa se sumió en una larga tristeza, pasando muchos de sus días junto al mar o bañándose en la Playa de los Contrabandistas. Por su parte, el Barón, lleno de rabia y celos por no ser correspondido encargó a uno de sus siervos que asesinara a la princesa. Desde ese entonces, muchos marineros aseguran haber visto el alma en pena de la princesa errante por el Mar Menor.

El Sanatorio maldito de Sierra Espuña

 

Sanatorio Tuberculoso de Sierra Espuña (Foto de Frasco Ramos)

Sanatorio Tuberculoso de Sierra Espuña (Foto de Frasco Ramos)

Se encuentra ubicado en Alhama de Murcia y en su momento fue el Sanatorio Antituberculoso de Murcia. Construido por iniciativa de la ciudadanía, el edificio de amplios ventanales contaba con 250 habitaciones de dos camas cada una por donde pasó un importante número de personas afectadas por la tubercolosis. El primer piso estaba destinado a todos aquellos pacientes que no sufrían la enfermedad de manera tan avanzada y aún podían tener cierto contacto con el exterior. Mientras que, en la segunda planta se ubicaban los pacientes terminales. Finalmente, con la llegada de la estreptomicina, se le dio el alta a muchos pacientes y poco a poco el Sanatorio fue perdiendo importancia hasta ser clausurado en 1962, aunque más tarde se le darían otros usos de manera itinerante.

Según el testimonio de los locales, de varias personas que en su momento tuvieron que alojarse en el sanatorio y de aquellos curiosos que aún se acercan al lugar, la leyenda que habla de ruidos, puertas y ventanas que se cierran y  de una mujer vestida de blanco que se pasea por los pasillos, es real.

 La leyenda del Cejo de los Enamorados

 

El Cejo de los Enamorados (Foto de Lorca Turismo)

El Cejo de los Enamorados (Foto de Lorca Turismo)

Esta leyenda tiene lugar en las tierras de Lorca que antiguamente constituían la frontera entre musulmanes y cristianos. Se cuenta que en tiempos de paz la princesa cristiana que vivía en el Castillo y un caballero musulmán se enamoraron perdidamente. Cada noche, se reunían cerca del castillo hasta el momento en el que la Guardia Real los descubrió. El joven caballero huyó en su corcel y se despeñó por el Cejo (una enorme pared vertical de roca). Al llegar la princesa y ver a su amado en el fondo del barranco decidió unirse a él, y de este modo surgió en el lugar donde se encontraban los cuerpos la actual fuente del Cejo.

El Salto de la Novia

 

salto de la novia de uleainfo editada

Salto de la Novia (Foto del Ayuntamiento de Ulea)

Esta leyenda nos sitúa en una barbacana de Ojós, a orillas del Río Segura. En época de moros y cristianos se dice que un moro se enamoró de una joven ricoteña y cristiana que estaba prometida con un joven del lugar. Tal era el deseo de casarse con ella que el moro tenía vigilado todo el pueblo esperando el momento adecuado para raptar a la joven. El prometido de la muchacha decidió por su parte adelantar la boda y huir con ella después; no obstante, la noticia llegó a oídos del moro que inició una persecución tras la joven pareja. Llegados hasta la zona de la barbacana la pareja decidió saltar al río resultando ilesa y logrando huir de su perseguidor. A razón de esta leyenda, la barbacana recibe el nombre del Salto de la Novia.

 Lamentos en la antigua biblioteca de Alcantarilla

 

Palacete "Casa Cayitas" (Foto de Carlos Ortíz Sánchez)

Palacete “Casa Cayitas” (Foto de Carlos Ortíz Sánchez)

Anteriormente, la biblioteca pública de Alcantarilla se ubicaba en la Calle Cartagena de esta localidad en la antigua Casa Cayitas construida en el siglo XVIII. Cuenta la leyenda que al caer la medianoche se pueden escuchar lamentos en este viejo palacete que se relacionan con todas aquellas personas que sufrieron en él los actos del Tribunal Comarcal de la Inquisición. Cabe además destacar que Alcantarilla fue una de las localidades de la Región de Murcia donde hubo mayor persecución de brujas por parte de la Inquisición.

 

Recuerda que puedes descubrir más leyendas y secretos de la Región de Murcia con Evadeo Viajes. Encuentra las mejores ofertas de viajes, escapadas, excursiones y actividades en nuestra página web evadeoviajes.com. Además, diseñamos tu viaje a medida

 

Foto de portada de Enrique Freire (La Isla del Barón)

Fuentes:

- Diario La Verdad: Sanatorio encantado de Sierra Espuña y La princesa errante del Barón

- Leyenda del Salto de la Novia, versión del Ayuntamiento de Ojós

Compartir

Comentarios

comentarios